¿Cómo definir el público objetivo o target en marketing digital?

Voiced by Amazon Polly

Definir el público objetivo o target es muy importante a la hora de iniciar cualquier proyecto, aunque a veces lo pasamos por alto no debemos caer en el error de obviarlo. Como profesionales del marketing, entendemos que un pilar fundamental para cualquier acción que deseemos llevar a cabo. Es decir, tener claro a quién nos dirigimos, es la base de nuestro proyecto y la guía de nuestra estrategia de marketing digital.

¿Es lo mismo tu público objetivo que el potencial?

Aunque parezcan iguales, son completamente distintos. Cuando hablamos de público objetivo nos referimos a ese grupo de personas a las que queremos que lleguen nuestras acciones, ya sea una campaña en Facebook o en Google Ads. Con el objetivo principal de alcanzar lo que todos queremos, la conversión deseada. Sin embargo, cuando hablamos de clientes potenciales nos referimos a aquellas personas que podrían llegar a ser clientes, pero en un futuro.

Resumiendo, para que quede más claro que el agua, el público objetivo es aquel que tenemos claro que son clientes, mientras que el cliente potencial es aquel que podría serlo más adelante.

¿Dónde está mi target?

Conocer a nuestro público objetivo es fundamental en el mundo del Marketing Digital, en primer lugar para entenderlos mejor y, sobre todo, para poder ofrecer justo lo que ellos demandan.

Ahora bien, ¿cómo lo definimos? Presta mucha atención a la guía definitiva de La Factoría Creativa para sacar el máximo partido a tu target:

  • Recopilar información de tu audiencia:

El primer paso es muy sencillo, lo primero que debes hacer es profundizar en tu base de datos, quiénes son tus clientes.

¿Qué datos necesitamos extraer de nuestra audiencia?

  • Edad: no nos volvamos loco con esto, con saber a qué generación pertenecen o situarlos en un rango de edad es suficiente.
  • Ubicación: tener claro dónde se encuentran es clave, ya que podemos adaptar nuestras estrategias en base a ello.
  • Idioma: al igual que la ubicación es fundamental, determinar el idioma también lo es, para poder adaptar nuestras acciones a ellos.
  • Intereses: no hay que olvidar que a pesar de ser nuestro público y querer que nos compren, nuestro target tiene otros intereses además de nuestra marca. Habría que determinar cuáles son y adaptar nuestra comunicación para poder elevar nuestra tasa de éxito.
  • Por intención de compra: ¿cómo nos buscan?, ¿Qué canales usan? Determinar la manera que tiene nuestro público de encontrarnos es un factor diferenciador para conseguir nuestros objetivos.

Las redes sociales son una herramienta muy útil para complementar nuestra base de datos de clientes, ya que también te ayudará a de definir, aún más, el público objetivo.

  • No pierdas de vista a tu competencia

Evaluar y observar cómo actúa tu competencia podría servirte para definir mejor a tu target, y también para determinar si tanto tú como tus competidores estáis persiguiendo el mismo objetivo.

No olvides que al analizar a tu competencia, comprobarás si ha llegado a un segmento de mercado que considerabas poco relevante y ver qué estrategias se han utilizado para llegar a ese nicho de mercado.

  • Valor que ofrece tu producto o servicio

No podemos llegar a nuestro público, si no tenemos claro cuál es el valor diferenciador que ofrecemos, o lo que es lo mismo, qué es lo que tu producto ofrece que le hace diferente al resto.

Definir los beneficios de tu producto o servicio también te ayudará a encontrar a tu público objetivo.

  • Prueba A/B

De los errores se aprende, ¿no? O al menos, eso dicen. Prueba tus acciones realizando test A/B para determinar cuál de tus estrategias se adapta mejor a tu público objetivo.

Recuerda que a la hora de lanzar el mensaje debes tener muy claro el objetivo, el contenido, o la idea que se quiere transmitir y por supuesto el idioma. Y una cosa más, no olvides elegir el medio más adecuado para poner en marcha tu campaña.

Una vez este todo en marcha, queda una de las partes más importantes, la del seguimiento de la acción y valorar los resultados obtenidos.

  • Actualizar los datos del público objetivo

Tienes que poner todos tus esfuerzos en analizar los resultados obtenidos desde que empezaste a definir tu target.

Piensa que ahora cuentas con una información muy valiosa y gracias a ella, podrás realizar todos los cambios necesarios a nivel de público e incluso a nivel de producto o servicio.

Como en la vida, todo cambia, y tu público objetivo no iba a ser menos, por lo tanto, tienes que asegurarte de mantener tus indicadores actualizados.

Es hora de segmentar a tu público objetivo

Creías que había acabado, ¿verdad? Sentimos decirte que no, ¡Presta atención! Una vez tengas los datos mencionados, podemos hacer una segmentación de nuestra audiencia.

Segmentar a la audiencia te ayudará a ser mucho más precioso en tu estrategia digital, ya que dirigirás tu mensaje a las personas adecuadas.

¿Cómo, cuándo y por qué?, justo a esto es lo que responde la segmentación.

Cómo segmentar a tu público objetivo en tu estrategia de marketing digital

Otras de las ventajas que ofrece segmentar la audiencia es la de ofrecer experiencias únicas. Vivimos en pleno auge digital, la ansiada lealtad de marca y fidelidad suena casi a una utopía, por lo que adaptar nuestros mensajes a cada cliente nos dará ese plus extra, porque no hay nada mejor que te traten como a alguien especial.

En La Factoría Creativa somos expertos en marketing y para hacer honor a tal halago, te explicamos los criterios que utilizamos en nuestra agencia de publicidad para segmentar la audiencia:

  • Segmentación demográfica: criterios como la edad, sexo, nivel de ingresos, clase social o estudios, cualquier rasgo que nos ayude a definir a tu público.
  • Segmentación psicográfica: según su personalidad, actitudes, emociones o intenciones de compra. Todo ello nos proporcionará los Insights de compra. Estos datos los podemos obtener a través de entrevistas, encuestas o los propios datos del cliente.
  • Segmentación por estilo de vida: aquí hablamos de grupos de referencia o empleo de su tiempo libre.
  • Segmentación por creencias: hacemos referencia a las creencias y valores religiosos o políticos del público en cuestión.
  • Segmentación por generaciones: vivimos en un momento donde conviven la generación X, generación Y, los millennials y la generación Z… ¡Vaya caos! Por lo que es importante saber dar un enfoque diferente a los mensajes para poder llegar a cada uno de ellos.
  • Segmentación geográfica: país, provincia, ciudad, dirección… todo lo que puedas averiguar de tu público podría ser de gran utilidad.
  • Segmentación comportamental: hablamos de la naturaleza de la compra, lealtad hacia la marca, nivel de uso.
  • Segmentación por beneficio: el beneficio es el uso del producto o servicio y la satisfacción obtenidos por el público.

¿En la búsqueda del cliente ideal? El Buyer persona es tu solución.

El buyer persona encarna el prototipo perfecto de cliente ideal de nuestra marca. Porque sí, el cliente ideal existe.

Seguro que te preguntas, ¿es lo mismo un buyer persona que público objetivo? A diferencia del público objetivo, el buyer persona es una segmentación basada en la necesidad que intenta cubrir tu producto o servicio en unas determinadas situaciones.  Podrías decir que es la representación de una persona llevada al extremo, en la cual definimos los siguientes aspectos:

  • Perfil
  • Datos demográficos
  • Hábitos
  • Retos
  • Intereses
  • Frustraciones
  • Objetivos

Desde La Factoría Creativa pensamos que toda estrategia, incluso la tuya, debe girar en torno a tus clientes, y si nos los tienes, podemos ayudarte a encontrarlos. Si tienes un proyecto rondando por esa cabeza y no sabes cómo llevarlo a cabo, ¿a qué esperas para dar el salto?

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRA

NEWSLETTER